Encuentran por casualidad la “primera computadora” del mundo en Reino UnidoTecnologías

Encuentran por casualidad la “primera computadora” del mundo en Reino Unido

Una de las dos primeras computadoras de la historia que se tenían registradas reaparece tras desaparecer en 1970

Javier Neri

Por: Javier Neri  

En una sorprendente casualidad, los limpiadores de una casa en el Reino Unido se toparon con un tesoro histórico: la primera computadora personal del mundo.

Este increíble hallazgo ocurrió casi medio siglo después de su última aparición, dejando a todos boquiabiertos.

La resurrección de las Q1

Se tratan de dos de las últimas microcomputadoras Q1 conocidas, que han vuelto a la luz después de haber sido utilizadas por última vez en los años setenta por una empresa de perforación petrolera.

Este renacimiento tecnológico ha generado un gran revuelo en el mundo de la informática.

Computadora Q1. Reino Unido. Hallazgo.

Un descubrimiento valioso

Las Q1, consideradas las primeras PCs de un solo microchip, fueron desenterradas por empleados de la empresa de limpieza Just Clear mientras realizaban su trabajo cotidiano.

Este hallazgo elevó el número total de unidades conocidas en el mundo a tres, añadiendo un nuevo capítulo a la historia de la computación, según el medio LiveScience.

El legado del Q1

Fabricado por la estadounidense Q1 Corporation en 1972, el Q1 fue una pieza clave en la evolución de las computadoras personales. Con su diseño innovador y su pantalla de plasma, sentó las bases para las PCs modernas que utilizamos hoy en día.

Un hito en la historia de la computación

Antes del Q1, las computadoras estaban equipadas con microprocesadores de varios chips. Sin embargo, este dispositivo marcó un punto de inflexión al ser el primero diseñado y alimentado por un solo chip, el Intel 8008. Su impacto en el mundo tecnológico es innegable.

Los dos Q1 descubiertos recientemente fueron exhibidos temporalmente en una exposición en la Universidad de Kingston, junto con otros dispositivos históricos. Ahora, podrían ser subastados, a menos que un museo o coleccionista decida adquirirlos. Esta historia nos recuerda que, incluso después de décadas, el pasado tecnológico puede resurgir para sorprendernos.

Te puede interesar: Crean robot que usa Inteligencia Artificial para poner pestañas

Temas

Más Noticias