Axie infinity: filipinos se arrepienten de jugarlo Axie infinity: filipinos se arrepienten de jugarlo

Axie infinity: filipinos se arrepienten de jugarlo

El videojuego llegó a ser una especie de trabajo, sin embargo pasó a ser una forma de explotación.

Filipinas.- Para los filipinos, el videojuego que aplica la tecnología NFT, Axie Infinity, es una crónica de grandes esperanzas así como de decepciones. Jugar para ganar dinero, suena como un sueño.

El juego desarrollado por Sky Mavis es muy similar a un título de Pokémon, un startup vietnamita, y aunque en 2018 ya había tenido sus éxitos gracias la creciente tendencia de las criptomonedas, se hizo realmente popular en 2021.

Para iniciar en este juego, tienes que comprar tres mascotas digitales llamados Axies, animalitos que irán subiendo de nivel conforme progreses.

Los usuarios obtienen Axies, entrenan, juegan y compiten con ellos. Axie Infinity combina un modo aventura con misiones diarias, batallas con otros miembros y recolección de monedas. A lo largo del proceso, pueden obtener la moneda del juego, que contiene AXS (“Axie Infinity Shards”) y Smooth Love Potion (SLP), que a su vez se pueden cambiar por otros criptoactivos.

Asimismo, se pueden vender personajes, pero estos ya tienen cierto nivel por lo que fueron trabajados por otros usuarios, costando más debido al esfuerzo y tiempo invertido.

Esta función era tan prometedora, que en octubre Axie Infinity había obtenido más de 150 millones de dólares de varios inversores, inclusive algunas grandes empresas quisieron comprar.

La posibilidad de ganar dinero con un videojuego no tardó en captar el interés de filipinos como Samerson Orias, un cocinero veinteañero que vio la posibilidad de complementar el dinero que le daban a su negocio -ni siquiera era el salario mínimo- y recaudando dinero para cuidar de su madre y pagar sus cuentas.

Funcionó… a medias

Por cierto tiempo, logró obtener criptomonedas para luego convertirlas en divisas convencionales.

Se ha llegado a decir, que Filipinas concreta alrededor del 40% de los usuarios de este videojuego. Cabe destacar que este es un país en el que una considerable parte de su población vive bajo pobreza extrema. 

A lo largo del tiempo se han notado dos características de Axie: su dependencia de la llegada de nuevos jugadores y el aumento del valor de SLP. Creció tanto que muchos jugadores potenciales simplemente no podían permitirse el gasto que exigía. comprar personajes iniciales. En julio de 2021, el más barato era 0,1 ETH, lo que equivalía a casi 200 dólares.

Que el costo de Axies se convirtiera en una barrera para los nuevos usuarios abrió una oportunidad para los llamados “gestores”, personas que compraban criaturas y luego se las pasaban a “eruditos”, jugadores con menos recursos que se cargaban mejorarlas y ganar criptomonedas con a ellos.

Obviamente esto fue como un trabajo, pues se llevaban una buena parte de las ganancias, aproximadamente de un 30% a 50%.

En el caso del chico que nos ocupa, su jefe o manager, le exigió ganar al menos 120 SLP por día, pero éste se quedaba la mitad de las ganancias. El joven le empezó a dedicar más y más horas al juego para que fuese rentable.

Al ver el éxito de otras personas, muchos empezaron a pedir préstamos para comprarse uno de los personajes, pero no lograban el mismo resultado.

Con el tiempo, sus expectativas se desvanecieron: el valor real de la moneda del juego comenzó a caer y el mercado de criptomonedas cayó en picada. De los aproximadamente 2,7 millones de usuarios activos diarios que el juego registró en noviembre, ha crecido hasta los 760.000 hasta ahora.

Esta es una historia de un juego en un principio exitoso, pero que ha ido cayendo, como enseñanza, esto podría replicarse en otro país con otro videojuego.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Stablecoin pierde el 99% de su valor; usuarios recuerdan el caso de Luna

Te Puede Interesar

Más Noticias

Más Noticias