Presidente Bukele: seguridad, criptomonedas y relección Presidente Bukele: seguridad, criptomonedas y relección

Presidente Bukele: seguridad, criptomonedas y relección

Denunció a los países con “más territorio, mucho más dinero” y “mucho más poder”, por que puede controlar a los demás.

Bukele, cuya presencia en la ONU estuvo acompañada por su esposa y su pequeña hija, inició su discurso enviando saludos desde “la tierra del surf, de los volcanes, del café, de la paz, del Bitcoin y de la libertad”.

Continuó su discurso defendiendo las virtudes de su país (palabra dicha por Bukele 14 veces durante su discurso) exigiendo que las naciones más poderosas respeten la libertad de su país y de naciones pequeñas similares.

“Y es que libertad es una palabra fácil de decir; pero eso requiere lucha, constancia y muchos sacrificios para que sea verdad. La libertad de elegir a dónde queremos ir y cómo queremos lograrlo. La libertad de definir nuestro camino como seres humanos”, dijo.

Agregó “Pero ser libres, como mucho de lo que nos define, depende de cómo nos ven los demás, pero sobre todo, de cómo nos vemos nosotros mismos. Por eso, además de decidir que queremos ser libres, es requisito indispensable que los poderosos respeten nuestra libertad”, afirmó.

En contra de los países "desarrollados"

Luego, el presidente salvadoreño denunció a los países con “más territorio, mucho más dinero” y “mucho más poder”, por “pensar correctamente que son dueños de su país; pero que erróneamente piensan que también son dueños de los nuestros”, sin nombrar específicamente a ninguna nación.

Para elaborar, usó una extensa analogía de un "vecino rico" y un "vecino pobre", este último acosado por su par más acaudalado y entrometido que le exige constantemente que no implemente ningún ajuste modesto para mejorar su hogar y exige supervisión sobre lo que sucede en la pequeña choza del vecino pobre.

La analogía parecía ser claramente una referencia a las tensiones entre el gobierno de Bukele y Estados Unidos, que ha expresado su preocupación por, entre otras medidas, la toma de posesión del Congreso salvadoreño por parte de Bukele y un “estado de emergencia” que ha resultado en arrestos masivos de presuntos pandilleros.

En mayo de 2021, y justo después de asumir el control del Congreso, la abrumadora mayoría pro-Bukele en el Congreso votó a favor de reemplazar al máximo juez de la Corte Suprema del país y al fiscal general, considerados los últimos controles restantes del gobierno de Bukele.

Un mes después, el Congreso salvadoreño nombró a diez magistrados más en los tribunales, medida que encendió las alarmas sobre una posible toma de poder del partido político Nuevas Ideas de Bukele en el país.

Las polémicas del presidente salvadoreño

La presidencia de Bukele ha sido acusada por organizaciones como Amnistía Internacional de haber utilizado el decreto de “estado excepcional” (mismo que ha sido renovado mensualmente un total de cinco veces hasta el momento) para cometer detenciones arbitrarias, violaciones de derechos humanos, violaciones al debido proceso , tortura y maltrato.

En agosto de 2022 se informó que más de 50.000 ciudadanos han sido arrestados masivamente como parte del decreto de estado de emergencia. Estas acciones generaron críticas de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos. 

“El vecino pobre no debe oponerse a su vecino rico, no debe envidiarlo, no debe aspirar a tener lo que tiene el vecino rico, no debe pretender que va a dar órdenes a su palacio o exigirle que cambie el mármol de su habitación”, aconsejó.

“Pero el vecino pobre debería al menos tener derecho a limpiar su casa, remendar y pintar sus paredes, cambiar sus muebles, plantar flores en su jardín y cambiar su techo por uno que no gotee y lo cubra de la lluvia”, argumentó.

Bukele no nombró al gobierno de Washington, la analogía parecía aplicarse a varias situaciones internacionales, desde la invasión rusa de su vecino ucraniano, mucho más pequeño, hasta la Iniciativa de la Franja y la Ruta (BRI, por sus siglas en inglés) del Partido Comunista Chino, que está utilizando para cargar a los países pobres con deuda que luego puede aprovechar para influir en sus políticas.

Bukele continuó su discurso al afirmar que El Salvador ha pasado de ser el país más peligroso del mundo a estar en camino de ser el país más seguro de América. Desde marzo, El Salvador ha estado bajo un “estado de emergencia” contra el crimen impuesto por el Congreso de su nación, ahora dirigido por partidarios del presidente.

Bitcoin y El Salvador

Salvo en sus saludos iniciales, Bukele no hizo ninguna mención a la criptomoneda bitcoin, de la que es un ávido entusiasta.

Bukele adoptó bitcoin como moneda de curso legal junto con el dólar estadounidense en 2021. Debido a la volatilidad en el valor del oro digital, la apuesta criptográfica de El Salvador aún no ha producido el futuro económico que el presidente dijo que generaría.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: América Latina es el séptimo mercado de criptomonedas más grande del mundo: Informe

Te Puede Interesar

Más Noticias

Más Noticias